La Academia de Gastronomía premia a la Morcilla en Tubo de Villada

//La Academia de Gastronomía premia a la Morcilla en Tubo de Villada

La innovadora crema para untar ha sido elegida Mejor Producto Gastronómico de Castilla y León de 2015

Demetrio y David Ramos, padre e hijo. / Antonio Quintero

Demetrio y David Ramos, padre e hijo. / Antonio Quintero

Satisfacción, agradecimiento y aliento para seguir mejorando. Los siete nuevos Premios de Gastronomía de Castilla y León 2015, la palentina Morcilla en Tubo de Villada, el cocinero vallisoletano Miguel Ángel de la Cruz y la quesería Granja Cantagrullas, el restaurante salmantino Víctor Gutiérrez, la empresa abulense Santa Teresa, el sumiller y jefe de sala segoviano Pablo Martín y el enólogo del Bierzo Raúl Pérez, han coincidido a la hora de valorar el galardón que conocieron ayer y que recibirán en el mes de abril en la localidad zamorana de Toro, dentro de la programación de Las Edades del Hombre.

Para el jurado que se reunió el sábado en la Escuela Internacional de Cocina Fernando Pérez, en Valladolid, nombrado por la Academia Castellana y Leonesa de Gastronomía y Alimentación, el mejor restaurante de Castilla y León en 2015 fue Víctor Gutiérrez (con una estrella en la Guía Michelin, en Salamanca); el mejor cocinero Miguel Ángel de la Cruz (también con una estrella), del restaurante La Botica de Matapozuelos (Matapozuelos, Valladolid); el mejor producto agroalimentario, la Morcilla por un Tubo, de Morcillas de Villada (Palencia); la mejor bodega, Raúl Pérez, de Salas de Barrios (DO Bierzo, León); la mejor industria agroalimentaria, Santa Teresa, Ávila; el mejor jefe de sala, Pablo Martín, del restaurante Cándido (Segovia); y Granja Cantagrullas (Ramiro, Valladolid), como revelación gastronómica.

Miguel Ángel de la Cruz, que logró su primera estrella en la Guía Michelin en 2014, aseguró ayer que este reconocimiento es «un revulsivo y un empujón para seguir trabajando con los productos de la zona de grandísima calidad para elaborar una cocina personal». Una de sus mayores aportaciones a la gastronomía nacional e internacional ha sido la utilización en la cocina de la piña verde del pino piñonero, junto a hierbas silvestres usadas de forma tradicional. De ahí que se le conozca como el cocinero recolector.

Rubén Valbuena, que hace cuatro años montó con su familia la quesería artesanal Granja Cantagrullas, en Ramiro (junto a Medina del Campo), señaló que el premio «es el reconocimiento a un equipo después de tantos esfuerzos y el aliento que necesitamos para continuar». Los quesos de Cantagrullas se encuentran en la mayoría de los restaurantes españoles con estrella. Rubén Valbuena ha logrado crear la red de productores Cultivo, con tiendas en Madrid y una red de distribución que suministra quesos artesanales en Lugo, Vigo, Coruña y San Sebastián.

El sumiller segoviano Pablo Martín, del Mesón de Cándido, se mostró «emocionado porque el premio lo otorga la Academia de Gastronomía regional. Un galardón que valora la labor que realizan los camareros en la sala, lo más ingrato del sector de la restauración. «La sala es muy complicada y está poco valorada, cuando nuestro empeño es mejorar siempre el servicio para los comensales», afirmó Pablo Martín.

El año pasado la Morcilla por un Tubo sorprendió a los profesionales del Salón de Gourmets y este año a los congresistas de Madrid Fusión. David Ramos, sexta generación de una familia que se ha dedicado toda la vida a elaborar morcillas en Villada señala que este nuevo producto es fruto de la innovación. Este licenciado en Biología y en Tecnología de los Alimentos subraya que es un producto tradicional al que Morcilla de Villada aplica la innovación para llegar a nuevos clientes a través de tiendas especializadas y mercados gastronómicos.

El chef peruano Víctor Gutiérrez, que fusiona las técnicas culinarias de sus país con los mejores productos de Salamanca y del resto de Castilla y León, abrió su primer restaurante en Salamanca en 1992 y, desde 2004, ha renovado todos los años una estrella en la guía Michelin. Su nuevo espacio más cómodo y vanguardista en la misma capital salmantina hace presagiar que logrará en breve su segunda estrella, aunque deja claro que su único objetivo es que «los clientes estén cada vez más satisfechos con lo que hacemos».

El consejero delegado de Santa Teresa, Julián Gil Navarro, afirmó que «ha sido una sorpresa y un aliciente importante» para esta empresa, cuyo origen se remonta a una confitería abulense que se fundó hace 158 años y reconocida por la elaboración de yemas, pero que hoy cuenta con cerca de 75 trabajadores, factura casi un millón de euros y comercializa un centenar de productos gourmet, dentro y fuera de España.

Fuente: El Norte de Castilla

By | 2017-05-19T11:21:34+00:00 11 febrero 2016|Noticias|0 Comments

About the Author:

Morcilla de Villada
MORCILLAS VILLADA - Crema de morcilla y Morcillas de arroz y cebolla, ecumenicas y para celiacos - Morcilla de Villada Morcilla de Villada | Localiza nuestras sedes

Leave A Comment

Entradas recientes